Adaptación del REA “Investigando la actividad científica” en el IES Enric Soler i Godes de Benifayó

 

El presente artículo narra la apliación de la tarea “Diseñamos un experimento”  REA “Investigando la actividad científica” de  en el IES Enric Soler i Godes de Bnifayó, Valencia. He conocido los Recursos Educativos Abiertos en el curso “Uso y reelaboración de REA con eXeLearining” ofertado por el Cefire de Valencia.

La actividad fue realizada por alumnos de 2º de la ESO de la asignatura de física y química, como complemento al estudio del bloque 1 del currículum: La actividad científica. La actividad consiste en diseñar un experimento para dar respuesta a una pregunta planteada por la profesora. El experimento ha de seguir las etapas del método científico.

El grupo de alumnos es muy heterogéneo, con un elevado porcentaje de alumnos recién llegados desde otros sistemas educativos diferentes del español (20%) y en general alumnos con capacidades y inquietudes muy variadas. A este hecho hay que añadir que la actividad fue llevada a cabo en el primer trimestre del curso 20-21, después de haber acabado el curso anterior con educación a distancia debido a la crisis sanitaria de la Covid-19.

Nos encontramos en un centro de titularidad pública de más de 40 años. Las aulas disponen de un ordenador con proyector y conexión a internet. No se dispone de conexión wifi en las aulas. El centro dispone de dos aulas de informática, para 400 alumnos. Este año no se dispone de acceso al aula de informática en el horario de física i química de segundo de la ESO.

Durante la citada educación a distancia se puso de manifiesto la baja competencia digital de los alumnos de la ESO, especialmente en el primer ciclo. Por ello, se decidió que los alumnos trabajaran la competencia digital de modo transversal y se les pidió que preparen recursos audiovisuales para presentar el diseño del experimento. Según el REA, la actividad se puede aplicar en una sesión, pero en su lugar se dedicaron 3 sesiones: Una para discutir el experimento, otra para preparar el material audiovisual para la exposición y una tercera sesión para escuchar todas las exposiciones y evaluarlas utilizando rúbricas.

En principio, no era necesario ningún recurso específico para desarrollar la actividad, pero durante los días que le dedicamos, se llevo en el aula una red wifi portátil para que los alumnos pudieran utilizar sus dispositivos móviles para buscar información, si lo deseaban, o para preparar las presentaciones.

Comenzamos la actividad dividiendo la clase en grupos, lo que resultó un cambio agradable ya que con las medidas de distanciamiento actuales es difícil hacer trabajo en equipo y la mayoría de las clases son tradicionales clases magistrales. Se dividió la clase en 4 equipos, según la posición en que estaban sentados, giraron las mesas para mirarse entre ellos, pero sin desplazarlas, para que se encontraran a 1,5 m de distancia aproximadamente.

Tuvimos algunos inconvenientes ya que el nivel de ruido en el aula fue considerable y al tener todas las puertas abiertas (para mejorar la ventilación) algunos vecinos se quejaron. Se intentó recordar al alumnado que aunque con distancia y mascarillas, si todos hablaban en voz moderada, se escucharían mejor y no habría que gritar.

Cuando se presentó la actividad a los alumnos, se les dijo que iban a trabajar como verdaderos científicos para resolver las preguntas que les iba entregando. Al principio los alumnos no entendieron correctamente la actividad, porque pensaban que el objetivo era dar la respuesta correcta a la pregunta, y enseguida quisieron buscar en internet y demostrar que sabían la respuesta. Por ello, se les indicó que tenían que diseñar una experiencia siguiendo los pasos del método científico y se dieron ejemplos para responder a diferentes preguntas.

 

 

Los alumnos alumonos utilitzaron la red WIFI portàtil para organizarse i preparar conjuntemente reacursos audivosuales para explicar sus experiencias utilizando CANVA.

En algunos grupos, la experiencia no funcionó porque el grupo no consiguió organizarse para realizar el trabajo. Para evaluar estas casuísticas se entregó a cada grupo una rúbrica sobre el trabajo en equipo para que se auto-evaluara. Al final dos de los cuatro grupos prepararon el trabajo a tiempo y lo presentaron a sus compañeros.

Al final resultó ser una actividad provechosa y aunque se observó la falta de experiencia de los alumnos para trabajar en equipo, seguro que en próximas actividades los resultados serán mejores.

COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page