Adaptación del REA Lo tuyo es puro teatro en el IES Berenguer d’Anoia de Inca

 

“Lo tuyo es puro teatro” es un REA de Lengua y Literatura del Proyecto EDIA, que nos ofrece las claves para hacer del teatro una herramienta didáctica dentro del aula. El presente artículo narra la adaptación de dicha secuencia didáctica a un aula de 1º de ESO.

Soy profesora de lengua castellana en el  IES Berenguer d’Anoia, de Inca, una ciudad pequeña de Mallorca donde no hay teatro, por lo que los alumnos y alumnas que estudian en él no conocen demasiado lo que es una representación teatral. Algunos ni siquiera han hecho ninguna pequeña dramatización en primaria. Por ello me interesó mucho este proyecto. Además, en la programación de mi asignatura, en el tercer trimestre se plantea la lectura de la obra de teatro Segismundo y compañía, de Fernando Lalana, que versa sobre unos espectadores que acuden por error a una obra de teatro.

Hemos trabajado, especialmente, la comprensión y la expresión, tanto oral como escrita. El proyecto encajaba perfectamente en mi objetivo de fomentar la competencia lingüística y artística a la vez que combinaba el aprendizaje individual y colaborativo.

El producto final sería la representación de Segismundo y compañía por parte del alumnado. El primer paso fue partir de la necesidad que tenían mis alumnos y alumnas de leer y comprender en profundidad el texto antes de poder plantearnos los ensayos.

 

Para empezar, combinamos la lectura individual con la colectiva dentro del aula. Para ello, dividí la obra en tres bloques de acuerdo con el contenido argumental ya que no hay división en escenas. Preparé tres cuestionarios y pauté el trabajo en varias sesiones de manera que una de las tres sesiones semanales la íbamos a dedicar a la lectura dramatizada del libro y su comprensión.

En total hemos invertido 10 sesiones de clase, lo que ha correspondido a un trimestre. Para alcanzar los objetivos, colgué las instrucciones junto con los cuestionarios en Google Classroom.  Aquí introduje Flipped Classroom, ya que mis alumnos y alumnas los hacían de manera individual en casa y los corregíamos de manera colectiva en clase. Así practicaban también la autoevaluación.

Una vez terminada esta parte, pasamos a organizar la representación. Repartimos las escenas entre los grupos y dentro de cada uno se buscó el perfil más adecuado para los diferentes roles. A partir de entonces empezamos a ensayar. Para ello disponían de mi ayuda, de una rúbrica de evaluación y de aprendizaje entre iguales, ya que podían observar los ensayos de los demás.

El primer contacto fue individual. Cada niño marcó su papel y lo practicó como tarea en casa. En clase, se agruparon y practicaron en su pequeño grupo la escena que les correspondía. Cuando estas fases ya estaban consolidadas, decidimos pasar de ensayar en el aula a hacerlo el salón de actos, donde hay un escenario.

Mi valoración de esta experiencia es totalmente positiva. Se han alcanzado los objetivos propuestos y el desafío final. Los niños y niñas han aprendido qué es una obra teatral, cómo se representa y el placer que produce representarla y verla representada. Sin duda, repetiré este proyecto el año que viene. Los REA son muy útiles e interesantes tanto para profesores como para alumnos y debería ampliarse su difusión.

COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page