Aplicación del REA de matemáticas En línea recta en 3º de ESO

 

La presente experiencia versa sobre el REA En línea recta que forma parte de Los itinerarios ligados por tareas para Matemáticas de 3ºESO. Los itinerarios de matemáticas nos permiten abordar los contenidos de 3º de ESO a través de distintas tareas. Estos recursos están estructurados de la siguiente forma:

  • Una introducción con información y /o tarea de motivación o de movilización de conocimientos previos.
  • Una exposición de los contenidos a tratar, acompañados de ejercicios, pequeñas tareas y actividades interactivas de autoevaluación.
  • Una tarea en la que se pondrán de manifiesto los aprendizajes adquiridos.
  • Algunas propuestas de activididades para ampliación de conocimientos.
  • Algunas propuestas de actividiades de refuerzo.
  • Cuestionarios relativos a lo aprendido.

Contexto de aplicación y valoración general

En primer lugar, quiero aclarar que al estar en el tramo final del curso 2020/21, con mucha carga de trabajo, cerrando proyectos, actividades formativas y otras tareas propias de los institutos, no he podido descargar el material del REA En línea recta para modificarlo y adecuarlo a mi alumnado. Simplemente he usado el material tal y como está en la página web, centrándome en trabajar contenidos mínimos y necesarios para el próximo curso en este tema de funciones lineales de 3º de E.S.O.

 

Con mi alumnado he utilizado los primeros apartados: El supermercado de Álvaro y Premio a la fidelidad. Son dos apartados que van juntos y entre los dos se plantea una tarea.

El planteamiento de esta tarea me ha gustado mucho, es interesante para que piensen de manera intuitiva, sin necesidad de trabajar previamente los contenidos teóricos de la función lineal, la posibilidad de usar este tipo de función.

Algunas dificultades iniciales

Pero el contexto en el que se plantea no es el más adecuado para un estudiante de 3º de E.S.O. Digo esto en el sentido de que el tema no es un tema cercano al alumnado, ellos no se ven identificados ni ven como algo cotidiano este planteamiento de hacer un sorteo de legumbres. Es lo primero que me transmitieron.

En mi opinión, cuando intentamos plantear una actividad de este tipo con carácter claramente competencial debemos intentar hacerlo en un contexto lo más cercano posible al estudiante y a su día a día. Como sabemos, esto nos puede ayudar a despertar el interés y motivación para hacer la tarea.

 

Por otro lado, me transmitieron que no tenían muy claro qué hacer tras una primera lectura de la tarea que les mandé para hacer en casa. Pensaba que en los vídeos iban a ver alguna explicación más detallada y les confundió el hecho de que prácticamente decían lo mismo que el texto. Esto hizo que tuviésemos que hacer una segunda lectura en clase con alguna explicación por mi parte para entender mejor el planteamiento. Finalmente, fue necesaria una tercera lectura en la que simulé un ejemplo de lo que tenían que hacer para que comprendiesen bien la finalidad y planteamiento de la tarea. Obviamente, esto fue así porque tenía que llegar a todo el alumnado. Los estudiantes más destacados pudieron hacerlo en la primera o segunda lectura sin necesidad de dar un ejemplo. Pero no la mayoría.

¿Cómo podría nivelar esta tarea? Mis aportaciones al REA

Tras indicar que los dueños del supermercado no están contentos porque piensan que van a perder mucho dinero (segundo párrafo de “Premio a la fidelidad”), realizamos una actividad para que estimaran qué cantidad de dinero se perdería con tres tipos de legumbres en función de los kilos que se pueden llevar de cada una. Esto sirve para trabajar la proporcionalidad directa y empezar creando una tabla sencilla.

Después de la tabla, añadimos un ejercicio para indicar con una expresión algebraica la relación entre los kilos que se pueden llevar de cada legumbre y el coste para el supermercado. Aquí, incluso se podría poner otra actividad para que hiciesen una representación gráfica de la tabla dada en el apartado anterior.

Luego expusimos el tema del saco necesario para el concurso. Aquí se pediría nuevamente crear una tabla, escribir una expresión algebraica y una gráfica para, al menos, un tipo de legumbre. Con esto, se podrían plantear algunas preguntas de reflexión sobre los cálculos realizados para que valorasen un promedio de cantidad máxima y mínima que el supermercado puede perder con esta promoción cada día, semanalmente o en un mes.

Posteriormente, también se puede plantear hacer alguna estimación de cuántos clientes nuevos deberían entrar al supermercado para amortizar este gasto o valorar si es positiva esta inversión teniendo en cuenta las condiciones de la promoción. Quizá, esta última actividad pueda plantearse como una actividad de ampliación para aquellos estudiantes que hayan trabajado con más facilidad la tarea. Pero con el resto de planteamientos te aseguras que todos puedan empezar sin problema.

Por último, antes de pedir el informe, hay que dar unas pautas de qué debe incluir este documento. Se podría poner algún ejemplo o simplemente un desglose de los puntos más importantes o las ideas principales que debe contener.

Para el informe se podría introducir cómo hacer gráficas con una hoja de Cálculo, con Geogebra o con cualquier otra herramienta. Igualmente, se podrían dar indicaciones para conocer el formato que se puede utilizar para hacer el informe con un procesador de textos.

COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page