Experiencias EDIA. “A cookbook” en el Colegio San José.

El desarrollo de una experiencia de aprendizaje basada en metodologías activas en la que se estén presentes tanto contenidos como competencias le asegura al docente una aplicación real o significativa del alumnado que las aplica. Además, tiene como elemento añadido el factor de la motivación ya que una adecuada secuencia de las tareas les va guiando hacia un producto final en el que se han invertido tiempo y esfuerzo a lo largo de las sesiones que las conforman.

Los Recursos Educativos Abiertos (REAs) que difunde el Proyecto EDIA siempre han estado presentes en mis cursos ya que tienen todos los ingredientes que he comentado previamente. Concretamente, como profesor de inglés los considero propuestas de aprendizaje que encajan perfectamente con las distintas realidades de aula, facilitándole al docente que pueda bien trabajarla íntegramente, con alguna modificación o únicamente centrarse en una determinada secuencia que considere atractiva para sus clases.

El recurso que hemos trabajado en 1ESO ha sido “A cookbook”; un proyecto que recomiendo que se trabaje en las clases de inglés ya que viene presentado con una receta que nos conduce a lo largo de varias etapas con el fin de que nuestro alumnado cree su recetario. Dicho producto final no solo ha recogido la aplicación de unos aprendizajes adquiridos, sino que también demuestra que es posible guiar a los estudiantes de lenguas extranjeras más allá de los conocimientos gramaticales o léxicos para que estos estén presentes como elementos intermedios del proceso y no como un fin mismo.

En este sentido, y tal como se recoge en la presente normativa, trabajar con los recursos del Proyecto EDIA nos facilita enormemente no solo la aplicación de las diferentes competencias clave, sino qué saber hacer con lo que se sabe, integrando los distintos bloques de comunicación lingüística con sus respectivos estándares de aprendizaje evaluables. En concreto, A cookbook reúne una serie de variadas y motivantes tareas que les dan la posibilidad a los estudiantes de trabajar las distintas destrezas lingüísticas del idioma en un contexto real y “palpable” para ellos.

Nos ponemos las manos en la masa.

Tras comunicar la creación de los grupos, realizar una dinámica de cohesión inicial y elaborar nuestro plan de equipo, nos preparamos para organizarnos en la cocina y redactar una serie de preguntas que cada grupo base compartirá con el resto de sus compañeros en el aula. Se trata de la primera tarea en la que tras trabajar en casa la formación y usos del presente simple usando el enfoque flipped learning, creamos una serie de preguntas para conocer qué tipo de comida le gustaba a nuestros compañeros. Una vez se hicieron las preguntas las revisé, todos se levantaron y comenzaron a hacer sus preguntas con el objeto de conocer cuáles eran las preferencias alimenticias de todos, incluyéndome a mí. Para ello (y conectando con lo que habían trabajado en el espacio individual con el video), les pedí que redactaran una frase respetando el orden sintáctico en inglés (Subject + Verb + Object) a fin de que no solo trabajasen la destreza de expresión oral (speaking), sino también la expresión escrita y la comprensión oral ya que tenían que comprender lo que sus compañeros le respondían y así trasladarlo a sus cuadernos. Finalmente, acabamos la sesión practicando oralmente el uso de la tercera persona del singular con el presente simple en inglés. Para ello, la opción de selección aleatoria de Classdojo nos ayudó mucho a la vez que el estudiante era recompensado por su intervención.

 

Continuamos con la segunda tarea en la que comenzamos con un ejercicio de comprensión lectora y que trabajamos usando la dinámica cooperativa 1, 2, 4 con el fin de que trabajasen desde lo individual a lo grupal a la vez que les permitía contrastar información con sus compañeros de equipo y favorecer la comunicación en lengua inglesa, animándoles con algunos patrones discursivos del tipo “I think the answer for number 1 is…” , “Which answer have you got in number 3?, “Can you help me with this, please?

Acabada esta tarea, consultamos esta web para investigar sobre los distintos lugares del mundo y sus costumbres culinarias y hacer un mapa colaborativo con Google My Maps en la que el alumnado debía crear un marcador en el mapa y añadir una breve información sobre ese lugar y una imagen que lo enriqueciese visualmente. Antes de ello, trabajamos la comprensión escrita de la información del país que habían elegido y añadir información sobre los ingredientes en ese plato. El resultado lo puedes ver aquí:

Convertimos el aula en un restaurante.

Esta tarea puede considerarse como un producto intermedio dentro de este REA. Comenzamos trabajando un vídeo sobre la expresión de la cantidad y la formación de plurales en inglés. En clase, evaluamos lo aprendido con Plickers y trabajamos la expresión escrita en grupos cooperativos (folio giratorio) con una imagen como reclamo. Ya nos estábamos preparando para el producto intermedio del que hablaba anteriormente, trabajando con un glosario de vocabulario específico que les preparé y realizando ejercicios de comprensión oral con Google Forms sobre la expresión de peticiones formales usando “would”.

Llegados a este punto, aportamos el producto intermedio: la grabación de un vídeo en el que el alumnado se grabase desde casa explicando los pasos para la creación de un plato elegido por ellos. En primer lugar, escenificamos la sala de un restaurante en la que cada grupo debía redactar sus propios menús (usando el glosario anteriormente mencionado) y realizar una actividad de expresión oral con ello a la que se añadían elementos lingüísticos tan importantes como la pronunciación, entonación, contacto visual, lenguaje corporal…etc. En general, fue una estupenda experiencia por la motivación, disposición y creatividad de los estudiantes.

 

Estadísticas sobre la comida.

Nos vamos acercando al final del REA y creamos una fantástica tarea en la que el alumnado trabajó varios criterios de la asignatura (identificar la información esencial, los puntos principales y los detalles más relevantes en textos orales breves o reconocer léxico oral de uso común relativo a asuntos cotidianos (bloque 1), producir textos breves y comprensibles en conversación cara a cara u organizar su expresión oral de manera sencilla usando patrones discursivos para ello (bloque 2) y escribir en papel textos breves, sencillos y de estructura clara y conocer y aplicar de manera adecuada los signos de puntuación elementales, reglas ortográficas básicas…etc (bloque 4).

Para ello usamos esta plantilla para recoger la información de los gustos alimenticios de los compañeros practicando la expresión de la preferencia con “What’s your favourite type of food?, Which type of food do you like most?” Mientras iban recogiendo la información alrededor de la clase, mi función era la de animar, corregir e insistir en que debían aportar respuestas completas del tipo “My favourite type of food is… o I like…” evitando respuestas únicas del tipo “Fish, meat…”.

Tras acabar el tiempo otorgado, interpretaron la información recogida en sus cuadernos creando oraciones en las que reflejaban los datos con expresiones del tipo most of the classroom, half of the classroom…etc.

 

Llegamos al final: el libro de recetas.

El producto final de este REA ha contado con un fantástico trabajo por parte de mi alumnado que ha creado dos productos en uno. No solo han hecho el libro de recetas sino que además lo han enriquecido con un vídeo grabado en casa en el que han descrito oralmente los pasos a seguir en la elaboración de una receta. Para ello, compartí con ellos una plantilla con la estructura básica de una receta con la que trabajamos la expresión escrita usando el vocabulario que trabajamos a lo largo del proyecto, el uso del imperativo y una correcta pronunciación y entonación. Todo ello fue previamente revisado en clase con la ayuda de nuestra estupenda auxiliar de conversación Nour Kakoz, cuya gran ayuda ha hecho posible que los estudiantes mejoren sus destrezas lingüísticas para aplicarlas a los vídeos.

 

Cuando decía más arriba que se crearon dos productos en uno es porque el vídeo iba a servir para enriquecer el libro de recetas. La herramienta que usamos para ello en clase fue Google Presentaciones. ¿Google Presentaciones para un libro de recetas? Pues sí. Gracias a las enormes posibilidades de este recurso de Gsuite for Education (aquí puedes ver uno de ellas) edité el formato estándar de la diapositiva dándole unas medidas de 8,5×11 cm y la compartí con mi alumnado en Google Classroom en modo de edición. Cada estudiante se asignaba una diapositiva según su número de lista y trasladaba lo que había hecho con la plantilla previa, una captura o fotografía de su plato y el enlace a su vídeo hipervinculado a su receta. Así conseguimos una producto final enriquecido audiovisualmente: el libro de audiorecipes. Este es un ejemplo de los vídeos contenidos en el producto final:

 

 

Evaluación y conclusiones.

El proceso de aprendizaje del REA se ha llevado a cabo usando rúbricas de evaluación de expresión oral mediante la herramienta CoRubrics e iDoceo con la que ha sido muy fácil secuenciar las distintas tareas del proyecto, asociándoles los correspondientes criterios de evaluación y las competencias clave trabajados. También se han autoevaluado usando dianas de evaluación con las que han podido reflexionar y valorar tanto el qué y el cómo aprenden. Esto me ha dado una valiosa información con la que ir reforzando determinados puntos y que, de nuevo, aprovechaba en clase para que se compartiera en clase usando la lengua inglesa.

También hemos incluido herramientas de autoevaluación con las que analizar growth mindset y tener momentos individuales en los que ir trabajando de un modo lo más personalizado posible y que ha resultado en la recopilación de un portfolio reflexivo, con evidencias de aprendizaje y contextualizado con el proyecto que hemos desarrollado.

Finalmente, incorporé una prueba escrita teniendo en cuenta los criterios trabajados a lo largo del proyecto y estructurada siguiendo la taxonomía de Bloom y asociando los ejercicios de menor a mayor nivel de complejidad.. En su conjunto, el examen perseguía que el estudiante aplicase tanto contenidos como competencias abarcando las distintas destrezas lingüísticas del idioma y que se complementaría con el vídeo para la parte oral. En el caso de la prueba de comprensión oral, uso GradeScanner, una fantástica herramienta con la que me permite recoger la información de un modo rápido y organizado. Además está sincronizada con iDoceo, siendo posible añadir la columna de ese ejercicio en cuestión de segundos.

El REA “A cookbook” cumple a la perfección con lo que persigo como profesor de inglés en mis clases: es riguroso normativamente hablando, es motivador para el alumnado, perfectamente secuenciado, flexible para cada grupo de estudiantes y con un factor añadido fantástico: las familias forman parte del proceso, teniendo un papel colaborador importante. Nuestra experiencia ha sido fantástica. Te recomendamos que lo lleves a cabo.

 

COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page