Adaptación del REA “Somos un equipo”. Mi primera experiencia formal con los REA y el ABP

 

El curso acababa de empezar y yo me encontraba de nuevo ante la disyuntiva de trabajar por proyectos , seguir el currículo al pie de la letra o apostar por una solución intermedia. Pero como cada año, y como profesor interino, no sabia si iba a encontrar los apoyos como para llevar a cabo el cambio de metodología. Hasta el momento mi formación en las nuevas metodologías era puramente autodidacta. Por fortuna se había formado en el centro, el IES Ifach de Calp, una comisión de trabajo por proyectos a la que decidí inscribirme.

Pienso que si no somos capaces de trabajar de manera colaborativa, como docentes, ¿cómo vamos a hablar o tratar de que nuestro alumnado aprenda algo sobre los beneficios del trabajo colaborativo?

 

En la comisión, la coordinadora, Geles Fernández, compartió los recursos y proyectos con los que ella había estado desarrollando su actividad docente. Dentro de estos recursos encontré y visité por primera vez la página del Cedec, aunque como había muchos recursos y diferentes proyectos, seguí investigando, tratando de hallar aquello que mejor se adaptaba a los contenidos que tenía que impartir.

 

Otro de los retos que me proponía para el presente curso era el de trabajar de manera interdisciplinar: compartir ideas, recursos, experiencias…Pero yo estaba pensando en clave de centro, y al descubrir el proyecto EDIA, me di cuenta que existía la posibilidad de hacerlo salvando las distancias.

En la comisión de proyectos del centro iban surgiendo ideas que llevar a cabo, posibilidades de proyectos interdisciplinares, etc, al tiempo que se iniciaba un seminario de ABP + Genially, donde acabé conociendo y profundizando en los recursos que ofrecía el Cedec y las posibilidades del proyecto EDIA, lo que me ayudó a decidirme por uno de sus proyectos para trabajar con el alumnado de 1ºESO: “Somos un equipo”

En esta actividad trataríamos de conocer los beneficios del trabajo cooperativo, partiendo del método socrático, para tratar de convencer al resto de alumnado del centro sobre las ventajas que ello supone. Así pues, el producto final que teníamos que elaborar era un cartel publicitario en donde quedarían expuestas las virtudes del trabajo en equipo.

Al exponer al alumnado el proyecto que íbamos a emprender, aquello que marcó la diferencia fué el hecho de que el producto final no solamente iba a tratarse de un producto evaluable, no solamente iba a quedar expuesto en nuestra clase, sino que iban a ser ellas y ellos los que iban a salir por el instituto a pegar los carteles y, por lo tanto, todo el instituto iba a poder ver sus creaciones. Este hecho aceleró el proceso de trabajo y aumentó la atención en las actividades de manera visible. Se notaba cierto nerviosismo que les llevaba a autoexigirse una mayor implicación.

 

Hecho con Padlet

 

Aunque también encontramos ciertas barreras debidas a la situación Covid. ¿Cómo hablar de trabajo por equipos sin trabajar en equipo? Claro, para hablar de trabajo colaborativo necesitábamos trabajar en conjunto, la distancia de seguridad dificultaba este tipo de actividad, ya que el alumnado está acostumbrado a compartir, a tocarse, a juntarse… La distribución de funciones dentro del equipo, las reflexiones y el trabajo individuales que luego pondrían en común, juntamente con las clases en el patio o las sesiones en el aula de informática, facilitaron la posibilidad de trabajar conjuntamente respetando las medidas impuestas por la situación especial que se está viviendo.

Dos de las herramientas TIC que ayudaron en este aspecto fueron el uso de Canva, ya que todo el equipo podía trabajar a tiempo real en un mismo cartel. De hecho para la realización del cartel solamente se dispuso de una sesión… cincuenta minutos en los que dedicamos parte de ellos a ver el funcionamiento de la plataforma digital en cuestión. Otra de las herramientas que utilizamos fue Padlet, ya que el proyecto finalizaba juntamente con el trimestre, y nos gustaba la idea de poder enseñar los carteles a los padres, a modo de visita virtual, ya que este año no cabía la posibilidad de realizar una jornada de puertas abiertas.

 

Los resultados de esta experiencia en el aula fueron muy positivos ya que se aumentó la motivación, se acrecentó la atención y ello se reflejó en los resultados. El alumnado se mostraba emocionado durante los diferentes procesos realizados: por el simple hecho de trabajar de manera colaborativa, al enterarse de la incidencia pública de su trabajo, tanto a nivel instituto como a nivel “mundial” al publicarse este en un Padlet y en la web del instituto, al ser ellas y ellos los encargados de colgar los carteles por el instituto. De esta manera como alumnado de primer curso tuvieron la posibilidad de conocer un poco más aquellas partes del instituto que no pisaban y decidir cuál sería el lugar ideal donde colgaría su cartel. Por último, realizaron y recibieron valoraciones de sus trabajos por parte de alumnos de diferentes grupos, cosa que también les alagó.

Por mi parte, el hecho de poder utilizar un recurso ya elaborado y adaptarlo a mis cursos me ha facilitado la tarea. Me ha ayudado a decidirme en la utilización de ABP, esta experiencia con un REA me ofrece la suficiente confianza como para lanzarme a la elaboración de mis propios proyectos ABP y, por qué no, si dan buen resultado a compartirlos con la comunidad docente, puesto que pienso que si no somos capaces de trabajar de manera colaborativa, como docentes, ¿cómo vamos a hablar o tratar de que nuestro alumnado aprenda algo sobre los beneficios del trabajo colaborativo?

Pep Gomaris Martí

Profesor de Valores éticos 1ESO

IES Ifach de Calp

 

COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page