¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?. Parte II. Adaptación del REA “La feria de la Historia” en la Escuela de Arte Casa de las Torres, Úbeda (Jaén)

 

Estamos ante la segunda parte de ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? donde el alumnado elaboraba un noticiario sobre el periodo de la Transición Española. En esta ocasión se pretende estudiar la vinculación entre los cambios sociales y la música a través de la realización de una portada de single a partir de la letra de canciones de grupos de ese periodo. Se trata de una idea original del autor que está en cierto modo vinculada con algunas partes del gran proyecto de la Feria de la Historia


Nunca pensé qué una canción de Los Burning podía ser el título para el nuevo proyecto sobre la Transición Española. La elección surgió casi por casualidad.

La idea que vertebra este nuevo proyecto es reflejar los múltiples cambios que sufrió la sociedad española en aquellos años a través de un elemento que forme parte, de forma natural, de nuestras vidas. Queríamos ponerle una banda sonora a la etapa más cercana de nuestra historia reciente. Nuestro país vivió una eclosión, casi un tsunami, en aquellos años marcados por la crisis del petróleo, las reconversiones industriales, el terrorismo y el deseo de construir, entre todos, un Estado social y democrático de derecho. Todos esos sentimientos, anhelos e inquietudes aparecen reflejados en la música de la Movida.

El otro eje sobre el que se apoya este recurso de aprendizaje serán los millones de mujeres españolas que vieron como, en un período de tiempo muy corto, se quebraron, no sin dificultades, las ataduras para ser las dueñas de su propio destino. El nombre de nuestra protagonista era lo de menos, nuestra heroína anónima debía ser una de aquellas chicas de provincias que llegaban a la capital en busca de cumplir sus sueños. Será ella quien nos acompañe en esta aventura del saber por la España de la Transición.

Ya hemos sentado las bases. ¿Cuáles han sido nuestras principales dificultades a la hora de aplicar este recurso en el aula?

El principal hándicap han sido las fechas en las que se desarrolló la tarea. Un final de curso en segundo de bachillerato con un calendario de exámenes a tope, una exposición final de curso, los preparativos del acto de graduación y el calor; pero me siento afortunado y agradecido, pues mi alumnado me demostró, una vez más, que cuando la tarea les permite desarrollar su creatividad y sacar a relucir su faceta más artística, no tienen competencia. No os voy a engañar, ni todos trabajaron todos los días en la tarea, ni todos los trabajos son merecedores de ser expuestos; pero si algo no les puedo negar es que todos intentaron resolver, de la manera más adecuada, el reto que se les planteaba. Estoy muy orgulloso de todos y cada uno de ellos por su compromiso, por su esfuerzo y su motivación.

 

Ahora expliquemos que es lo que hemos trabajado en el aula a lo largo del pasado mes de mayo. Empezamos a trabajar los contenidos mediante la entrega al alumnado de una serie de materiales que les permitiera situarse en el contexto histórico de unos hechos que una vez más no han vivido en primera persona, pues han nacido la mayoría en el año 2004-2005. Esa documentación incluía unos apuntes elaborados a partir de los estándares de aprendizaje y una selección de textos en la que se incluían Los Pactos de la Moncloa y la Constitución de 1978.

A continuación, se proyectó un fragmento del documental ” Con la pata quebrada” del director Diego Galán y producido por Enrique Cerezo y El Deseo Producciones. El cine, una de las aficiones de la sociedad española de aquellos años, fue reflejando la evolución del protagonismo de la mujer. Aquella que en los años 30 como decía el refrán debía quedar con “la pata quebrada y en casa” creció hasta conseguir ser escuchada y tener un papel relevante tanto en el mundo cinematográfico como en la sociedad.

Una vez contextualizados los hechos, era necesario plantear una tarea que les permitiera empatizar con la chica de ayer.

Se les ofreció un repertorio de canciones de la Movida madrileña. Los estilos musicales eran diversos, pues heterogéneos es nuestro alumnado. Por si os interesa, los títulos de las canciones fueron Escuela de calor de Radio Futura, Chica de ayer de Nacha Pop, Perlas ensangrentadas de Alaska y Dinarama, Bailando de Alaska y los Pegamoides, Hijo de la luna de Mecano, Déjame de Los Secretos, Salta de Tequila, Enamorado de la moda juvenil de Radio Futura, ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este? de Burning, Autosuficiencia de Parálisis permanente, Groenlandia de Los Zombies, Bailaré sobre tu tumba de Siniestro total, Sabor de Amor de Danza Invisible, Viaje con nosotros de la Orquesta Mondragón y Eloise de Tino Casal.

Debían escuchar todas las canciones, elegir una, buscar la letra e identificar el significado o la historia que cuenta y finalmente elaborar una portada para un disco inspirándose en la letra de la canción, la estética de la movida y la imagen del propio grupo que la interpretaba. La portada de su single tenía que tener unas dimensiones reales de 16×16 centímetros. Y se pusieron manos a la obra. Tengo que advertir que no suelo ponerles muchos condicionantes para que puedan aportar sus propias sugerencias o aportaciones que no hacen sino enriquecer el trabajo final como por ejemplo recrear con goma eva el single y que te cuenten que les han preguntado a sus familias si guardaban algunos de esos discos para inspirarse.

Fueron trabajando en sus bocetos, preguntando a los profesores de artes plásticas de la Escuela, analizamos la trama detrás de las canciones y al final presentaron sus diseños. El reto no era sencillo, pues debía trasladar las escenas que la canción generaba en sus mentes al plano terrenal. Lo cierto es que me alegro de haberles propuesto este reto de aprendizaje por dos motivos. Este tipo de tareas están plenamente en consonancia con la realidad laboral del alumnado de enseñanzas artísticas.

Días después de plantear la tarea, vi publicada en internet la noticia de que la joven artista de Sanlúcar de Barrameda, Laura Millán había diseñado la portada del último disco de Vetusta Morla. Les comenté la noticia y no pudieron tener mejor estímulo porque ven que su Bachillerato y los estudios superiores que continuarán a partir de ahora, pueden abrirles un campo laboral muy amplio en el que la competencia es feroz, pero donde el trabajo profesional y el talento se recompensa.

La segunda razón es que, a lo largo del presente curso y a través del trabajo en el aula, hemos trabajado las distintas competencias de aprendizaje y que después de dos cursos han entendido que el aprendizaje está en todas partes. Sirvan de ejemplo estas palabras de una alumna a la hora de argumentar la composición y colores elegidos en su portada con las que quiero cerrar este artículo:

“Esta portada está basada en un cuadro de Gustav Klimt llamado “La Muerte”.

Ves un cuadro que me trasmite mucho y los colores los he cogido ya que ese tono morado con el granate del fondo transmite una sensación de frialdad como unos colores que llegan a la muerte, de ahí el título “Bailaré sobre tu tumba” aunque el nombre de la portada lo he puesto amarillo también para llamar la atención del espectador. En el fondo detrás de ese esqueleto que representa la muerte podemos ver como círculos de mayor a menor o viceversa, creando una sensación de agujero negro que llegará a esa supuesta tumba”.

 

COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page