La contribución del Proyecto EDIA a la Educación Abierta.

 

La Educación Abierta

 

¿Está en educación todo inventado?, ¿verdaderamente vivimos un momento de alteración del paradigma educativo?, ¿o estamos acaso condenados a vivir un eterno retorno pedagógico? A estas y otras preguntas similares puede responder el concepto de Educación Abierta, entendida como una educación accesible para todos y todas que permite además la participación activa de todos los colectivos, por lo que  se amplía el campo de acción desde la educación formal a la educación no formal, abarcando todas las etapas vitales de los individuos y siendo, en definitiva, educación para toda la vida.

En palabras de José Cabrerael futuro de la educación es abierto”, quedando aún muchas líneas de texto por escribir, buscando respuestas colectivas a los desafíos a los que nos enfrentamos y funcionando la educación hoy como un foro abierto, en el que plantear preguntas. El paisaje educativo de este siglo XXI se materializa así como un nuevo paradigma de participación, colaboración y aprendizaje colectivo gracias a las posibilidades que permiten las tecnologías de la información y del conocimiento.

 

Un hito en los inicios formales del concepto “Educación Abierta” fue la Declaración de Ciudad del Cabo de 2008, resultado de la reunión organizada en Sudáfrica en 2007 por el Instituto Open Society y la Fundación Shuttleworth. Los participantes identificaron ideas claves y planearon estrategias para desarrollar la Educación Abierta.

El concepto de Educación Abierta promueve la participación activa de instituciones, docentes y estudiantes para adherirse al movimiento y hacer disponibles en línea recursos didácticos de calidad, accesibles para todos y todas, con independencia del nivel de ingresos o la ubicación geográfica. En consecuencia, es una apuesta por un desarrollo sostenible en educación, fomentando la equidad educativa en todos los niveles.

En junio de 2012 tuvo lugar en la sede de la UNESCO en París el I Congreso Mundial de Recursos Educativos Abiertos cuyo fruto fue la Declaración de París sobre Recursos Educativos Abiertos (REA) que hace un llamamiento a los gobiernos para invertir en este tipo de recursos que garantizan el acceso universal a la educación de calidad. Los REA son materiales de enseñanza, aprendizaje o investigación que se encuentran en el dominio público o que han sido publicados con una licencia de propiedad intelectual que permite su utilización, adaptación y distribución gratuitas (UNESCO, 2002).

El II Congreso Mundial sobre REA tuvo lugar en Liubliana en 2017, ofreciendo un Plan de Acción sobre los REA para respaldar una educación de calidad que sea equitativa, inclusiva, abierta y participativa. El Plan de Acción materializa el objetivo número cuatro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (2015), que insta a la comunidad internacional a “garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

A raíz de estos congresos y declaraciones oficiales, respaldadas por la UNESCO y gran cantidad de instituciones educativas, la bibliografía y webgrafía acerca de la Educación Abierta y los REA se ha multiplicado pero, en todos los casos, se hace referencia a la Declaración Universal de los Derechos Humanos que afirma que todo individuo posee derechos y libertades fundamentales, de los que forma parte el derecho a recibir y a difundir informaciones e ideas por cualquier medio de expresión y sin limitación de fronteras (artículo 19), así como el derecho a la educación (artículo 26).

 

El Proyecto EDIA de CEDEC como ejemplo de Educación Abierta

 

El Centro Nacional de Desarrollo Curricular en Sistemas no Propietarios (CEDEC) se suscribió en el 2010 a la Declaración del Cabo, participando en la Declaración de París y Liubliana, estableciendo a través de su Proyecto EDIA una serie de estrategias de acción. El Proyecto EDIA promueve y apoya la creación de dinámicas de transformación digital y metodológica en los centros para mejorar el aprendizaje de los alumnos y promover nuevos modelos de centro educativo.

 

 

EDIA ofrece un banco de contenidos educativos para Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. Se trata de recursos educativos abiertos curricularmente referenciados y que ofrecen propuestas ligadas a metodologías activas y al fomento de la competencia digital en el aula. El proyecto EDIA promueve además la creación de redes del profesorado para favorecer la innovación en el aula y la incorporación por los docentes de las tecnologías de la educación y la información a la enseñanza.

Al mismo tiempo, los recursos y experiencias EDIA son un banco de experimentación para plantear nuevos modelos de contenidos educativos que desarrollen aspectos como la accesibilidad y temas como la igualdad de género y la ciudadanía digital.

La incorporación de las recomendaciones planteadas en la Declaración del Cabo, la Declaración de París y el Plan de Acción de Liubliana se han materializado en una serie de estrategias seguidas por CEDEC en su Proyecto EDIA:

1. Los docentes en red pueden contribuir de manera decisoria a la Educación Abierta con la creación y uso de Recursos Educativos Abiertos (REA). Los recursos que ofrece EDIA proporcionan la versión original con el código fuente para que cualquier persona pueda trabajar sobre ella y enriquecer el recurso. Tal y como cita la Declaración del Cabo “este movimiento educativo emergente combina la tradición establecida de compartir buenas ideas con colegas educadores y la cultura colaborativa de Internet”.

La manera de posibilitar el proceso de adaptación y enriquecimiento es ofrecer los recursos con código abierto, de manera que cualquier persona pueda acceder a ellos y modificarlos directamente. Para ello, CEDEC coordina a nivel nacional el proyecto Exelearning que constituye una herramienta de autor muy potente para crear, reutilizar y modificar recursos, con todas las ventajas que proporciona el software libre.

2. La pedagogía abierta va mucho más allá de la creación y difusión de REA ya que “planta las semillas de una nueva pedagogía donde los educadores y los estudiantes crean, dan forma y desarrollan juntos el conocimiento, profundizando sus habilidades y entendimiento en el proceso” (Declaración del Cabo). En este sentido, los recursos EDIA se caracterizan por una apuesta metodológica innovadora, la presencia de la tecnología como eje de los recursos y la generación de redes de docentes que colaboran en red.

El Proyecto EDIA ofrece una guía para los docentes que usan recursos educativos abiertos que favorece el éxito en la aplicación de los mismos, favoreciendo la retroalimentación constante y mejora de los mismos. El protocolo de aplicación se explicita en cinco pasos:

a. Conozco el proyecto, la metodología y los recursos que necesito, accediendo al REA y su guía didáctica.

b. Analizo los conocimientos y capacidades de mis alumnos, mis objetivos de aprendizaje y los recursos de que dispongo.

c. Adapto los objetivos curriculares, la estructura y tareas, la evaluación y el formato a mi realidad de aula.

d. Aplico el proyecto, lo presento a mis alumnos, les motivo y desafío, guío su proceso de aprendizaje y los evalúo.

e. Difundo mi experiencia en el aula, mis modificaciones del REA, mis propuestas y recomendaciones.

 

Los recursos EDIA se encuentran accesibles en la web de CEDEC y en el repositorio de recursos Procomún.

3. La relevancia de los cambios educativos que implican la Educación Abierta merecen atención por parte de las instituciones, comprendiendo que su impulso constituye una sabia inversión, facilitando la creación y difusión de recursos así como generando sistemas de acreditaciones.

En este sentido CEDEC cuenta con un sistema oficial de reconocimiento de los creadores, adaptadores, experimentadores y redes de colaboración escolar entre centros, con el respaldo del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF), dependiente del Ministerio de Educación y Formación Profesional de España.

 

 

Las experiencias de colaboración escolar

 

La experimentación con REA en el aula y su difusión en las redes sociales ha generado hasta el momento el contacto entre docentes repartidos por la diversidad de la geografía española, interesados en la didáctica concreta del recurso, sus aspectos metodológicos y el aprendizaje competencial que promueve en el alumnado. A través de la web, muchos profesores han entrado en contacto, adaptando los recursos y generando en algunos casos nuevas versiones que también han sido difundidas.

Actualmente, el Proyecto EDIA cuenta con un claustro virtual o red de docentes que colaboran y debaten aspectos metodológicos de los recursos, añadiendo y eliminando actividades, acordando productos en común y avanzando en el modelo de Educación Abierta al conectar centros y alumnos que participan de manera activa en la creación de conocimiento, con sus propias propuestas y actividades. El modelo EDIA pone en contacto experimentadores y creadores a través de las redes y muy específicamente grupos de Telegram donde un coordinador gestiona el grupo y recoge todas las propuestas. Las dinámicas generadas alrededor de la riqueza de los REA incrementan el nivel competencial en los alumnos pero también en el profesorado que aprende con la aplicación de los recursos aspectos metodológicos, el uso de nuevas tecnologías y estrategias de coordinación docente.

 

 

Sin duda, estas experiencias suponen modelos de transformación digital y metodológica en los centros educativos a partir de recursos educativos abiertos puesto que ofrecen a los docentes ejemplos de experiencias (replicables en sus colegios e institutos) y referentes de profesores y maestros que pueden servir como guías y colaboradores en otros proyectos de experimentación didáctica en el aula. En general, la aplicación de estos modelos de trabajo en todas sus fases, finalizando con la difusión y enriquecimiento, es un ejemplo evidente del paso de la sociedad de la información a la sociedad del conocimiento que está impregnando la educación del siglo XXI, en el que el conocimiento es un constructo compartido y no estático.

Por lo tanto, el Proyecto EDIA con todas sus implicaciones se constituye como un instrumento de la Educación Abierta puesto que incrementa notablemente la participación de la comunidad escolar ya que alumnos y docentes se convierten en co-creadores y contribuidores en la creación de recursos educativos abiertos. Nos encontramos ante un modelo que puede ser replicado por otras administraciones y esta realidad es muy esperanzadora para el futuro de la educación, ofreciendo oportunidades y equidad en el acceso a los recursos, y estrategias educativas para la formación a lo largo de toda la vida.

 

COMPARTE: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone